La obstetricia y su rol fundamental en el bienestar de madres y recién nacido

sesion psicoprofilaxis

Si nos preguntamos quién fue la primera persona que nos dio la bienvenida al llegar a este mundo, probablemente muchos dirían que es la madre. Lo cierto es que detrás de cada parto, y antes que nos vea nuestra madre, está un equipo especializado que se encarga de que todo salga bien en ese momento: los obstetras.

Este equipo es quien  acompaña a la mujer en la planificación del embarazo, durante el embarazo, parto y puerperio. Con su preparación integral en maternidad,  estos  profesionales contribuyen sustancialmente a mejorar tanto la salud de madres como recién nacidos. En los complejos hospitalarios Alberto Barton y Guillermo Kaelin, nuestro equipo de obstetras brinda una atención que comprende aspectos psicológicos y sociales necesarios, para una profesión que está presente en un período tan especial.  Destaca entre su trabajo los talleres de psicoprofilaxis, promovidos desde el primer trimestre de gestación y considerados vitales para toda embarazada. En ellos se imparte, entre otros, conocimientos de nutrición, autocuidado, sexualidad y  gimnasia de relajación. 

En el Perú

Antes conocidas como matronas o parteras, siempre existieron personas que apoyaron la labor de parto de las mujeres. Podemos decir, que la labor obstetriz tiene un origen ancestral en el desarrollo de la historia humana, desempeñando un papel esencial en la supervivencia de la especie.

Como se revela en los huacos encontrados de civilizaciones preincaicas, alrededor de 2500 años a.c., ya existían mujeres que ayudaban en el parto, además se sabe que se utilizaban infusiones de hierbas con el fin de aminorar los dolores propios del alumbramiento.

En la época virreinal del país, se empiezan a asentar las bases de la profesionalización de la obstetricia, con la finalidad de contar con una ética de trabajo que permitiese, ante todo, proteger la vida.

No fue hasta después de la independencia del Perú, en su temprana vida republicana, que el Ministro de Salud, del Dr. Hipólito Unanue propone la creación de una clínica de maternidad destinada a la atención de partos de los más pobres. Es así que, el 10 de octubre de 1826 el jefe de gobierno, Andrés de Santa Cruz, determina que en el Colegio de Santo Tomás de Lima se estableciera una Casa de Maternidad (actualmente Instituto Nacional Materno Perinatal) y una Escuela de Parto (hoy Escuela Académico Profesional de Obstetricia de la UNMSM) para la formación de profesionales en esta especialidad.

Hoy en día, los profesionales en obstetricia continúan desempeñando un papel fundamental en actividades de prevención de enfermedades y promoción de la salud. La Organización Mundial de la Salud (OMS) reconoce al obstétrico, como el profesional adecuado para la reducción eficaz y sostenible de la mortalidad materna y neonatal.


Categorías: Salud - Etiquetas: , , , ,